Riqueza Fabulosa

Riqueza Fabulosa
Somos infinitamente abundantes

martes, 26 de enero de 2016

LIDIANDO CON MATONES



14 de Enero,  2016
Por José L. Stevens





¿Qué es un matón? El diccionario dice que un matón es una persona agresiva que intimida o maltrata a otras personas, especialmente a las personas que perciben como más débiles y por lo tanto más vulnerables. El diccionario de sinónimos Thesaurus da muchas palabras como alternativas para matón y esto dice mucho sobre el fenómeno: torturadores, intimidadores, perseguidores, opresores, tiranos, bravucones, y agresores. En estos días los matones parecen estar por todas partes, pero tal vez siempre han estado en todas partes. Las escuelas siempre han tenido intimidadores y ahora Internet parece estar llena de ellos. Los negocios están llenos de gerentes que son matones, al igual que los departamentos de policía y las milicias. Sí, organizaciones enteras pueden ser matones tales como fraternidades científicas, partidos políticos, religiones, organizaciones terroristas como la CIA, líneas aéreas, departamentos de gobierno como el Departamento de Seguridad Nacional, el Departamento de Inmigración, la Aduana de USA, y una larga lista de otros. Los bancos pueden ser tremendos matones, tal como pueden serlo las empresas farmacéuticas, las compañías de seguros, las compañías petroleras y así sucesivamente. Los estadounidenses y los ciudadanos de todo el mundo están rodeados de matones y tienen que lidiar con ellos todo el tiempo. Nadie está exento. El presidente de los Estados Unidos a menudo es acosado por el Congreso y por el partido político de oposición. Ha habido presidentes y líderes de naciones que han sido tremendos matones en sí mismos. Enrique VIII, Lenin, Stalin, Hitler, Mussolini, Putin, Trump, Mormar Kadhafi, Saddam Hussein, Bashar Al Assad, la lista de matones es extremadamente larga a través de la historia.

Un año del matón

Dos mil dieciséis puede muy bien ser el año de los matones. Según los que dicen nuestras tendencias recientes, la meta de año es el dominio y el modo es de agresión. El polo positivo de la dominación es el liderazgo, sin embargo el polo negativo es la dictadura. Ahí es donde encuentras al matón. En términos de agresión el polo positivo es el dinamismo y el polo negativo es la beligerancia. Allí también es donde se encuentra el matón. Cuando pones los polos negativos juntos, dictadura beligerante, tienes un matón clásico. Este es un año en el que estas tendencias brotarán por todas partes en las personas que son susceptibles a comportarse en forma de matón. Brevemente hablaré un poco sobre la dinámica de la intimidación que se deriva principalmente del miedo y de la inseguridad. Uno de los candidatos principales a la presidencia en este momento demuestra el comportamiento de intimidación clásico. Isis es un matón. Como han visto la lista es larga. Puede que tengan que vigilar el comportamiento intimidatorio a su alrededor o incluso dentro de ustedes. Mantengan los ojos abiertos y comprendan que este año es posible toparse con un matón o dos o al menos enterarse de ellos a través de los medios de comunicación o de sus amigos.

Tiempos Acosadores


Una de las razones por las que el comportamiento intimidatorio es tan importante en estos tiempos es el gran cambio que está ocurriendo ahora de un mundo de almas jóvenes predominantes a un mundo de almas maduras. Esto requiere una pequeña explicación para entender la dinámica subyacente del cambio. A medida que el tiempo avanza la especie humana pasa por cambios evolutivos progresivos tal como lo hace un ser humano en el curso de la vida individual. Empezamos como infantes, mudamos a ser niños pequeños, progresamos a ser niños, luego adolescentes y adultos jóvenes, y luego avanzamos hacia adelante a la edad adulta, a la ancianidad, y a la maestría. Esta progresión ha tenido lugar en oleadas sucesivas a lo largo de la historia. La población actual está mudando de la infancia a la adolescencia, básicamente es una época de pubertad para nuestra especie.

Nuestro universo se basa en un modelo matemático formado principalmente por treses y sietes. Los siete roles o arquetipos corresponden a números específicos y las edades de la madurez hacen lo mismo. Aquí está la forma en que se comparan. Primera infancia (servidor) es un uno, infante (artesano) es un dos, niñez (guerrero) es un tres, la adolescencia (escolar) es un cuatro, la adultez (sabio) es un cinco, anciano (sacerdote) es un seis, y  maestro (rey) es un siete. Lo que esto significa es que hay algo del sabor de un rol que influye en cada edad progresiva. Como la niñez es muy activa se la asocia con la función guerrera, muy orientada a la acción. Como la adolescencia tiende a ser más estudiosa y es intensamente asimilativa, se la asocia con el rol escolar, de asimilación. Al final de la infancia podemos ser más activos que nunca y por lo tanto ser más guerreros que nunca. Ahí es donde estamos como especie en este momento. Mientras que cualquier rol puede actuar como un matón, no hay nada como un guerrero niño en una etapa de matón.

Ahora quiero ser muy claro aquí. Esto no quiere decir que todos los guerreros son almas en etapa infantil que son matones. ¡NO! ¡NO! ¡NO! No quiero ser incomprendido aquí o malinterpretado. Los guerreros pueden ser de cualquier edad álmica y una buena parte de ellos hoy son almas más viejas. Cuanto mayor es el alma que son, menos actúan como matones. Eso va para cualquier rol. Todo lo que estoy diciendo aquí es que todos somos un poco más guerreros cuando somos niños. Todos somos un poco más escolares en la adolescencia, y desde luego como maestros seremos más como reyes.

En consonancia con estos tiempos extremadamente difíciles, sobre todo bajo la influencia de Urano y Plutón, muchas personas se están comportando extraordinariamente mal, a izquierda y derecha. Lena y yo hemos tenido nuestra propia experiencia con matones recientemente siendo de repente brutalmente atacados por un par de individuos quienes han asaltado nuestra integridad, amenazado nuestro medio de vida, intentando socavar nuestra reputación, amenazando con demandas, amenazando con la cárcel, y en general a través de amenazas intensas y demandas irracionales de grandes sumas de dinero para ser transferidas inmediatamente, han comunicado literalmente su intención de destruirnos.

La dinámica de la intimidación

Por desgracia, como se ha visto, este tipo de drama no es aislado, sino generalizado en estos días y creo que la mayoría de la gente pasa por alguna versión de esto en sus vidas. Nunca es fácil y muy a menudo tiende a escalar en lugar de resolverse de una manera sana y equilibrada. Mayormente lo que impulsa este tipo de cosas es un gran temor y una sensación de ser victimizados y calumniados por fuerzas externas. Hay un intento de enderezar todo lo malo que uno ha pasado atacando lo que se percibe como la causa de los sentimientos propios de infelicidad, confusión y sensación de impotencia. Es lo que impulsa a los matones y atacantes de todos los colores a hacer lo que hacen con la esperanza de que se sentirán poderosos en lugar de débiles e indefensos. En el campo de la psicología este fenómeno es denominado transferencia, transfiriendo las viejas asignaturas pendientes con los padres hacia alguna nueva figura parental con la esperanza de obtener una recompensa por los daños. Como todos los terapeutas saben, esta estrategia está condenada al fracaso. La persona debe volver atrás y lidiar con el perpetrador original para resolver el problema, no con un sustituto, incluso si el original está muerto y enterrado.

Es evidente que, en lugar de estar siendo intimidado, existe la posibilidad de una gran oportunidad de aprendizaje aquí. No hay nada como estar siendo seriamente amenazado con exponer toda la mugre y los  asuntos pendientes asentados en la psiquis. Todas esas imperfecciones y residuos oscuros consiguen una luz brillando sobre ellos con el fin de ser limpiados. Por desgracia, no tendemos a mirar a estas sombras cuando todo va bien. Así que los muchachos con sombreros negros son en realidad los depositarios de las lecciones y conflictos mayores de otras vidas que, cuando son abordados adecuadamente, crean una mayor libertad, más comprensión, y en última instancia, más poder.

Lo que he notado en este proceso son ciertos patrones que sirven y otros patrones que no. Para mí, un ataque por lo general primero hacer manifestar enfado e irritabilidad, del estilo: "Oh, maldición, alguien está tratando de quitarme mi tiempo y mi energía cuando yo realmente podría utilizarlos para algo constructivo." A esto le sigue, "Oh, me pregunto si realmente pueden hacer algún daño aquí. Mejor me ocupo de esto." Esto inicia un tren de pensamientos obsesivos que no son demasiado constructivos y a los que me encuentro resistiendo. Luego viene un poco de guía interior, como, "Hey José, ¿dónde está tu fe? Estás siendo probado. ¿Qué se supone que deberías aprender aquí? Todas las cosas buenas vienen a aquellos que aprenden sus lecciones rápidamente." “Oh, bueno. Esto es mejor. Estoy de vuelta en el camino correcto." Luego vienen consideraciones espirituales como: "Está bien, voy a bendecir a mis atacantes y a sostenerlos en amor y luz. Haré lo que pueda para perdonarlos." No es fácil, pero lo intento.


Los ataques continúan empeorando. Hmmm. ¿Qué hacer ahora? Es la lección de perdonar y amar de todos modos o es la lección de ponerse de pie y decir: "Suficiente. No más. No puedes hacer esto." " ¡Oh! "La voz de la guía dice: "La lección es ambas.”. Como de costumbre, no es una proposición de o lo uno o lo otro. Es ambas. Nunca debería tolerar la intimidación, pero también puedo perdonar al mismo tiempo. Eso no significa que yo no tome medidas para prevenir ataques desmesurados. Significa que hago todo lo posible para evitar malas prácticas y trabajo sobre la neutralidad al mismo tiempo y hago mi mejor esfuerzo para mantenerme sin malicia. Descubro que esto es muy difícil porque con ataques continuos, amenazas y demandas de dinero exorbitantes que no se puede y no se deberían cumplir, soy provocado al extremo. Todos los días hay trabajo por hacer. Todos los días hay que mirarse a uno mismo y ver donde está el miedo, donde está la cólera (tan sólo otra forma de miedo), donde yace el deseo de venganza (más miedo).


Trazar una línea estricta en la arena a menudo saca a relucir al agresor aún más, ya que ellos  deliberadamente intentan cruzarla. Así que una línea dura, una política de cero tolerancia como límite es a menudo una estrategia fallida. Debe haber una firme resolución de no permitir ser empujado, pero al mismo tiempo, al agresor se le debe asignar siempre una salida, una manera de salvar su imagen. Esto tiende a borronear un poco el límite como en una DMZ (zona desmilitarizada) y esta es una política que, si bien no es perfecta, tiende a disminuir la escalada de la tensión. Los matones a menudo necesitan sentir que ganaron algo, una concesión al menos, aun cuando en realidad no se merecen nada. A veces simplemente acordando que tienen razón acerca de un punto.


Patrones personales e intimidación


A medida que me observo veo que mi viejo patrón de tratar con matones se remonta a mucho tiempo atrás; a todo lo largo de la escuela primaria. Estaba Michael en primer grado robando mis juguetes y mintiendo. Estaba Butch, el nuevo chico astuto en cuarto grado empujándome cada vez que me veía para impresionar a los demás. Estaba el gran Larry en quinto grado, amenazándome si yo no lo dejaba copiarse mi tarea. Estaban los matones de la calle en séptimo grado tratando de robar mi bicicleta en el camino a casa desde la escuela. Estaba el gran Silvano de una escuela diferente, dándome puñetazos y pegándome después de la escuela. Y luego estaban los depredadores de menores molestando, conduciendo lentamente e intentando meterme en sus coches con sobornos. Era un campo minado. Mis reacciones entonces eran previsibles, pues los patrones tienden a ser: 1. Aguantar el abuso con la esperanza de que desaparezca, tratando de ser pacífico. 2. Eventualmente al ser intolerablemente provocado, me metería en una pelea física violenta con la mayoría de ellos, y así darles una lección para que no se metan conmigo. Mucho más tarde yo descubriría que era mi conocimiento subconsciente de artes marciales de vidas pasadas el que me había permitido tener éxito a pesar de que yo era un niño flaco, escuálido, que no sabía nada acerca de luchas. Para mi sorpresa, mis opresores parecían colapsar a pesar de que yo no hacía mucho para dañarlos. Los pervertidos eran una historia diferente. No he tenido la oportunidad de tratar con ellos directamente. Tuve principalmente que superar mi miedo a ellos y evitarlos a toda costa.


De acuerdo al conocimiento chamánico sobre cómo funcionan las cosas, no hay accidentes y todo es sólo apariencias. Pensándolo bien, es interesante ver que yo magnetizaba a estos personajes hacia mí mismo durante años al igual que muchos de nosotros hacemos, y luego me sentía víctima de ellos hasta el punto en que recurría a la violencia física para corregir los errores. ¡Qué drama auto-creado! Ahora, en las escorias de mi subconsciente los últimos vestigios de este antiguo patrón se alzan para ser eliminados de una vez por todas. Este es un tiempo para la reflexión sobria, la observación, la coherencia y la claridad. El truco es hacer frente a estos viejos fantasmas y no transferir nada de eso a la situación actual. Estos no son los droides que quiero.


En el mundo de la física cuántica, el observador cambia el resultado del experimento sin realmente hacer nada. Yo soy el experimento, así que necesito un testigo no haga más que observar con amor. Tengo que llamar a un aliado como testigo. Elijo a mi viejo aliado Paramahansa Yogananda, porque él es tan bueno en esto. Él también tuvo sus propios problemas legales que superó con éxito. Bueno Yogananda, necesito que me veas como soy, un recipiente perfecto para el Espíritu con una personalidad humana imperfecta. Nunca dejes de observarme con bondad amorosa a través de todo este desafío. Ahora estoy metido en el asunto. Puedo trabajar con esto. Tengo un amigo poderoso. También llamo a mi gran aliado tabaco para protegerme de toda negatividad. Excelente. Procedan.


La vieja estrategia y patrón de aplacar y luego luchar ya no es sostenible porque no estoy en el negocio de derribar a la gente, de hecho todo lo contrario. Hoy en día la estrategia y el patrón es: 1. No tomarse nada personalmente. 2. Reconocer que no hay nadie ahí fuera; veo que toda mi experiencia es representada afuera por mí. 3. Me hago responsable de cualquier conducta abusiva que se origine conmigo. Veo que la solución definitiva para los abusos en el mundo comienza conmigo. 4. Tengo que ser impecable, justo, ecuánime, y honesto, sin importar lo que pase. 5. Tengo que asumir la responsabilidad de tener buenos límites fuertes en este universo ilusorio donde las personas se comportan mal y no quiero contribuir a la mala conducta   condonándola. No tengo que tolerar ningún abuso externo. Listo, eso parece cubrir el territorio.

Gandhi no fue ajeno al acoso. Tuvo que hacer frente a todo el Imperio Británico oprimiendo a la India en ese tiempo. Como dijo Gandhi, para parafrasearlo, "Siempre ha habido tiranos (matones) en el mundo. Al final, ellos nunca prevalecerán. ¡Nunca! En otra cita Gandhi dice: "Nadie me puede hacerme daño a menos que yo les de permiso." Esto es lo que considero un consejo de expertos en cuanto al tratar con matones. Básicamente lo que está diciendo es "No les dés tu poder a ellos. No les dés permiso. Ellos nunca prevalecerán porque no vienen de la integridad, de la verdad. Ellos están operando desde la distorsión, de un programa retorcido. En el fina,l una agenda retorcida no es fuerte, no es poderosa; es débil.


Una palabra sobre el Acosador Interior

Tal vez el peor matón de todos es la voz interior. Esta es la sub-personalidad que siempre está intimidando, reprendiendo, derribando, reprochando. Se compone de muchas voces: programación Social; la voz de los padres; profesores; entrenadores; hermanos mayores; ministros; sacerdotes; y así. Incluso puede intentar asumir la voz de un dios patriarcal que interpusimos cuando éramos niños. "Tú eres un pecador." Tal vez se apodera de la voz de Donald Trump: "Tú eres un perdedor." 

Comprendes la idea. No es una voz sincera. Ella toma un fragmento de verdad y la exagera. "Usted ha cometido un error en la prueba y ahora usted es un fracaso total". Esta es la voz de un mentiroso manipulador que ha captado cierta autoridad. Es arrogante, altanero, malvado, opresivo, y en una palabra, un matón. El mismo conjunto de estrategias que he mencionado anteriormente funciona con este matón también. El matón que no alimentas se encoge. El matón al que no le das poder se debilita. El matón que neutralmente observas como a un curioso insecto tiene que transformarse. El matón al que das límites firmes está contenido.

Espero que estas reflexiones sobre la intimidación sean de utilidad para ustedes. Espero, además, que continúen libres de intimidadores en estos tiempos intensivamente acosadores. Mientras tanto, el apoyo es siempre útil. Muchas Bendiciones, José.


 Traducción: Marcela Borean
Difusión: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

DEDICACIÓN AL AUTO AMOR

Los Sueños de la Tierra Requieren Dedicación al Auto Amor 
Por Brenda Hoffman
11 de Enero 2016


Traducción: Fara González
Difusión: El Manantial del Caduceo
http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm
https://www.facebook.com/ManantialCaduceo

Queridos,

Así es que se preparan para abrir su ser a la próxima fase de transición. Muchos se preocupan porque no han creado todavía su sueño de seguridad en la tierra. Lo hará. Porque es tiempo de avanzar.
No se trata de disminuir su sueño de seguridad en la tierra, sino de informarles que han avanzado más allá de la tierra en muchas formas. Ustedes se informarán a sí mismos de esa verdad una vez que celebren su graduación terrenal con la creación de su sueño de seguridad en la tierra.

Para crear su sueño terrenal, necesitan amarse lo suficiente para permitir lo imposible. Porque su sueño terrenal no es sólo un indicador de que se han graduado de las enseñanzas terrenales, sino que es también un faro de posibilidades para quienes desean amarse a sí mismos tanto como todo lo que es los ama a ellos.  

Algunos todavía están atrapados en las ataduras terrenales de ‘no debo amarme tanto y ciertamente no más de lo que amo a los demás’. Por supuesto, quienes han creado su sueño terrenal saben que es así como debe ser. Un profundo compromiso de auto amor y auto cuidado – más allá de cualquier compromiso de cualquier tipo con los demás.

Después de leer estas últimas palabras muchos hacen una pausa. Porque su necesidad terrenal de colocar a todos por delante de ustedes está tan profundamente instalada, que amarse a sí mismos tanto como aman a los demás, continúa sintiéndose mal, incorrecto o equivocado. No porque lo sea, sino porque ustedes siguen atados a dictados terrenales. Todavía no se han incorporado a su ser Universal.   

Esta última aclaración no tiene como objetivo reprimirlos, sino que debe servirles como recordatorio de cuán importante resulta amarse a sí mismos. Si su sueño terrenal incluye salvar a los demás y se siente bien a lo interno – así sea. Pero si ese sentimiento está atado a debería, tendría o cualquier otro sentimiento que no fuese auto amor, continuarán girando sin sentido en lugar de crear su sueño terrenal.

Permítanse unos segundos de placer imaginando lo que harían si sus finanzas fuesen ilimitadas, estuviesen con la pareja de sus sueños o estuviesen rodeados de aquello que les proporciona alegría personal.  ¿Aparecen rápidamente los demás en esa imagen o primeramente se recompensan a sí mismos con amor romántico, chucherías, etc.? La respuesta correcta es que se recompensan a sí mismos primeramente en cualquier forma que se sienta bien.

¿Comprenden cómo continúan atados a lo que dicta la tierra con los debería? ‘No debería ser egoísta, debería pensar primero en los demás antes de pensar en comprarme esto y aquello’.
Si continúan creyendo en esto, todavía no se han permitido entrar plenamente en el nuevo ustedes. Porque es maravilloso que sean amorosos con los demás – pero eso es algo para lo que han sido entrenados. No es desde el corazón – es desde su conciencia, su mente. ‘¿Qué pensarán los demás si me recompenso a mí mismo?’ ¿Y qué?

Este es un concepto difícil de captar para muchos, pero tan cierto como lo es para cualquier continuidad, deben desplazarse hacia el lado opuesto de donde estaban previamente enfocados para encontrar el medio. Hacerlo no es más egoísta o diferente a negarse los papeles de cuidador o de víctima que experimentaron anteriormente en su búsqueda del nuevo ustedes. 

Es hora de colocarse a sí mismos en el medio y al frente. Así será. Y cuando lo hagan crearán su sueño terrenal y estarán totalmente preparados para avanzar a su próxima fase de transición.

De hecho, ¿por qué los seguirían los demás si su creación de la tierra fuese meramente una repetición de lo que ya existe en la tierra 3D? 

Su creación del sueño terrenal debe ser nueva, fresca y sorprendente. Lo suficiente como para que los demás tomen nota.  Así será.

Porque una vez que se atrevan a amarse a sí mismos lo suficiente para crear como hace un niño pequeño, con poco interés por lo que otros quieran o piensen, solamente con pensamientos de alegría y diversión, ustedes avanzarán a su próxima fase de transición.

Su próxima fase implica atreverse a amarse a sí mismos lo suficiente como para explorar aquellas áreas no de su ser terrenal que les proporcionan alegría y le brindan más información a los Universos -  un registro Akásico más amplio por así decirlo.

¿Ese pensamiento no parece difícil verdad? Pero entonces, tampoco lo fue aprender a amarse hasta que intentaron hacerlo. Porque su próxima fase exige sentirse totalmente libres de la necesidad de hacerse cargo de los demás en la tierra, de rescatar a alguien, de sentirse una víctima de los deseos o necesidades de los demás. Libertad total para ser ustedes mismos. Y eso solamente sucederá si ustedes se aman plenamente.

Así que hemos regresado al principio básico de amarse a sí mismos, la base de todo lo que son y seguirán siendo por siempre jamás.

Justamente sean en toda su gloria auto amorosa. Ustedes no son egoístas. Ustedes no son malos. Simplemente regresan a sus visiones de la niñez de creaciones por el simple hecho de crear – para nadie más.  Y así sea. Así es. Amén.

Derechos de autor © 2009-2015. Brenda Hoffman. Todos los derechos reservados: www.LifeTapestryCreations.com. Pueden compartir este contenido con los demás – colocarlo en su blog, añadirlo a su boletín, etc., pero mantengan la integridad de este artículo incluyendo a la autora/canalizadora Brenda Hoffman y al sitio Web: www.LifeTapestryCreations.com.