jueves, 15 de octubre de 2009

10 AFIRMACIONES PARA EL EXITO




"El fracaso no me sobrecogerá nunca si mi determinación para alcanzar el éxito es lo suficientemente poderosa"



Afirmación numero 1
HOY COMIENZO UNA NUEVA VIDA


Cambiaré mi piel que ha sufrido durante tanto tiempo el fracaso y la mediocridad.
Hoy nazco de nuevo en un lugar en donde reina la abundancia. Recogeré los mejores frutos sembrados por los más sabios que estuvieron antes que yo, de generación en generación. Hoy atraeré sobre mí el éxito y una nueva vida me espera. La carrera que he escogido está llena de oportunidades. Hoy no fracasaré como aquellos que se quedaron solo en sus sueños. En mi naturaleza no está incluido el fracaso. El fracaso es ajeno a mi vida. En el pasado lo acepté como acepté el dolor. Ahora lo rechazo y estoy preparado para abrazar la sabiduría. Me dirijo ahora hacia la felicidad, la riqueza resplandeciente y la justa posición que me merezco.
Practicare el arte de la paciencia, porque la naturaleza no procede jamás con apresuramiento. Aunque carezco de la experiencia, poseo un instinto superior que me conduce. Alcanzaré mis metas en la vida y no admitiré el fracaso. Adquiriré nuevos hábitos en lugar de los antiguos, disciplinándome a mí mismo para lograr el cambio. Diré en voz alta mis metas y mis propósitos para así materializar mi intención.
Comenzaré a despertar todas las mañanas con una vitalidad que no he conocido nunca. Mi vigor aumentará y mi entusiasmo se acrecentará. Mi deseo de enfrentarme con el mundo dominará a todos los temores que antes me asaltaban al amanecer. Y seré más feliz de lo que jamás había pensado que fuese posible en este mundo de luchas y dolor. Me hago el solemne juramento de que nada retardará el crecimiento de mi nueva vida.

Número 2
SALUDARE ESTE DIA CON AMOR EN MI CORAZÓN


Haré del amor el arma más poderosa y nadie a quien yo visite podrá defenderse de su fuerza. Saludaré este día con todo el amor de mi corazón. Contemplaré todas las cosas de aquí en adelante con amor. Elogiaré a mis enemigos y se convertirán en mis amigos. Nunca cederé ante el chisme. Cuando sienta la tentación de criticar, me morderé la lengua. Cuando me sienta inspirado a elogiar, lo haré a los cuatro vientos, al igual que lo hacen los pájaros, el viento o el mar alabando a su creador.
Amaré a todas las clases de hombres porque cada uno tiene cualidades dignas de ser admiradas, aunque quizás estén ocultas. Derribaré la muralla de sospecha y de odio que han construido alrededor de sus corazones. Edificaré puentes para llegar por ellos a sus almas. Amaré tanto a ricos como a humildes a reyes como a ancianos y a jóvenes como a feos porque todos tienes su parte divina. Un escudo de amor me protegerá en todo momento del odio y de la ira hasta caminar un día entre todos los hombres sin necesidad de defensa alguna.
Me dirigiré a las personas que encuentro en silencio y le diré para mis adentros que le amo y sus corazones se abrirán. ¿Quién puede negarse a comprar mis mercancías cuando en su corazón sienta mi amor?
Me amaré a mí mismo porque cuando lo hago vigilaré celosamente lo que entra en mi cuerpo, mi mente, mi alma y mi corazón. Trataré mi cuerpo con limpieza y moderación. No me permitiré volverme complaciente y satisfecho, me alimentaré con la meditación y la oración.
Amaré a toda la humanidad, no tengo tiempo para odiar, solo para amar. Con amor aumentaré mis ventas cien por cien y me convertiré en un gran vendedor. Puedo alcanzar el éxito con el amor solamente. Sin él fracasaré aunque posea todos los conocimiento o habilidades del mundo.

Número 3
PERSISTIRE HASTA ALCANZAR EL ÉXITO


De aquí en adelante reconoceré que todos los días la vida me pone a prueba en igual forma. Si persisto, si sigo probando, si continúo, alcanzaré el éxito. Soy un león y me niego a hablar, a caminar o a dormir con las ovejas. Me abstendré de escuchar a aquellos que lloran y se quejan, porque la enfermedad es contagiosa.
No me corresponde a mí saber cuantos pasos son necesarios a fin de alcanzar mi meta, persistiré.. Nunca sabemos cuan cerca del éxito estamos. Los pequeños intentos, repetidos, completarán cualquier empresa. Borraré de mi vocabulario palabras como abandono, no puedo, imposible, irrealizable, fracaso, sin esperanzas y retirada. Si me ataca la desesperación, seguiré trabando en medio de ella. Trabajaré y aguantaré. Pasaré por altos los obstáculos y mantendré mis ojos fijos en las metas por encima de mi cabeza. Cuantas más veces fracase en una venta, más aumentarán las posibilidades de éxito. Una mirada de desaprobación me indicará que después vendrá una sonrisa. Debo fracasar con frecuencia para tener éxito una sola vez. Cuando haya terminado el día, sin tener en cuenta si ha sido un éxito o fracaso, procuraré realizar una venta más. Cuando tenga la tentación de volver a casa, trataré de realizar una venta más. Trataré de cerrar el día con una victoria, y si ese intento fracasa, haré otro. No permitiré de ninguna manera que ningún día termine en fracaso. Me olvidaré de los acontecimientos del día que ha pasado, ya fuesen buenos o malos y saludaré el nuevo día con confianza de que éste será el mejor día de mi vida. Persistir, es el secrete para alcanzar la victoria.

Número 4
SOY EL MILGRO MÁS GRANDE DE LA NATURALEZA


Todos los hombres son mis hermanos y sin embargo soy una criatura única, desde el comienzo del mundo no ha existido nadie con mis ojos, con mis manos, con mi pensamiento exactamente como yo. Avivaré esta llama de la disconformidad, de ser mejor de lo que soy. En adelante me aprovecharé de esta diferencia y no trataré de imitar a otros. Un vendedor está orgulloso de la originalidad de su mercancía. Soy el resultado de miles de años de progreso, por tanto soy mejor que los emperadores y sabios que me precedieron. Tengo un potencial ilimitado. Puedo mejorar mis éxitos de ayer y esto haré a comenzar desde hoy. Nunca jamás me quedaré satisfecho con los éxitos de ayer ¿porque el milagro que me creó debe terminar con mi nacimiento? ¿Porqué no puede extender ese milagro a mis hechos de hoy? Estoy en la tierra con un propósito: crecer. Ampliaré mis conocimientos de la humanidad, de mí mismo y de las mercancías que venda, de manera que mis ventas se multipliquen. Puliré las palabras que pronuncio para vender mis mercancías, mejoraré mis modales y atractivos, puesto que son el azúcar hacia la cual todos son atraídos. Concentraré todas mis energías a hacer frente al desafío del momento y mis actos contribuirán a que me olvide de todo lo demás. Los problemas de mi casa, los dejaré en casa ni pensaré en mi profesión cuando estoy en casa puesto que esto apagará mi amor. Debe permanecer separado el mercado y la familia o morirá mi carrera.
Esta es la paradoja de los siglos. A partir de ahora seguiré el propósito para el que fui creado desde el amor y este propósito guiará mi vida.

Número 5
VIVIRE ESTE DIA COMO SI FUESE ÉL ULTIMO DE MI VIDA


¿Qué haré con este ultimo día de valor incalculable que me queda? No perderé ni un momento en lamentarme por el ayer. Tampoco pensaré en el mañana, solo viviré este día de mi existencia porque es todo cuanto tengo. Agradezco este don inapreciable de vivir un nuevo día. Consideraré este día como un extra ya que otros han muerto, ¿será que han cumplido su propósito mientras que el mío aun está inconcluso? Este día es la oportunidad de convertirme en el hombre que yo sé que puedo ser. Trataré con ternura y afecto cada hora porque no retornará jamás. Eludiré aquello que mata el tiempo. La indecisión la venceré con acción.
No escucharé labios ociosos. Hoy acariciaré a mis hijos mientras son niños aun, mañana se habrán ido, yo también. Hoy abrazaré a mi mujer y la besaré dulcemente, mañana ya no estará, ni yo tampoco. Si es mi último día, será mi momento más grande. Este día haré el mejor de mi vida. Aprovecharé los minutos hasta el máximo. Lo saborearé y daré gracias. Cada minuto será más fructífero y fecundo, vendré mas mercancías que nunca.

Número 6
HOY SERE DUEÑO DE MIS EMOCIONES


Mis estados de ánimo subirán y bajaran tal como lo hacen los ciclos de la naturaleza. Si ofrezco a mis clientes pesimismo, no comprarán, si les ofrezco claridad, entusiasmo y alegría, mi tiempo me producirá cosechas. Es débil aquel que permite que sus pensamientos controlen sus acciones, es fuerte aquel cuyas acciones controlan sus pensamientos. Hoy seré dueño de mis emociones.
Si me siento incompetente recordaré el éxito del pasado. Si me siento insignificante, recordaré mis metas. Estaré atento a todos mis estados de desanimo y les plantearé batalla antes de que me suman en la autocompasion. También reconoceré los estados de animo de aquel a quien visite. Toleraré su enojo y su irritación de hoy porque no sabe el secreto de dominar su mente.
Puedo resistir sus insultos porque ahora sé que mañana cambiará y será un gozo visitarlo. Nunca juzgaré a un hombre por una sola visita. Nunca dejaré de visitar mañana a aquel que hoy me demuestra odio. Este secreto me abrirá las puertas de la riqueza.
De aquí en adelante reconoceré e identificaré el misterio de los estados de ánimo de toda la humanidad y los míos. Estoy preparado para dominar cualquier tipo de personalidad que se despierta en mi todos los días. Dominaré todos mis estados de ánimo mediante una acción positiva y cuando haya dominado mis estados de ánimo, controlaré mi futuro. Seré dueño de mí mismo. Seré grande.

Número 7
ME REIRE DEL MUNDO


Sonreiré y mis cargas serán aliviadas. Reír alarga la vida. Especialmente me reiré de mí mismo porque el hombre es lo más cómico cuando se toma demasiado en serio. Aunque soy un milagro de la naturaleza, no soy mas que un grano de arena que desconoce a donde va. No permitiré que los acontecimientos insignificantes de hoy me perturben. Si algún obstáculo surge o soy ofendido repetiré estas tres palabras: "Esto también pasará". Cuando me sienta orgulloso del éxito o apenado por la tristeza pensaré: "Esto también pasará". Disfrutaré hoy de la felicidad de hoy, ya que no se puede almacenar para mañana. Las lagrimas de tristeza, de remordimiento o de frustración no tienen valor en el mercado, mientras que cada sonrisa puede ser canjeada por oro y cada palabra bondadosa desde el corazón puede edificar un castillo. Nunca permitiré que me vuelva tan importante, tan sabio, tan serio y reservado, tan poderoso que me olvide de reírme de mi mismo y del mundo. Seguiré siendo como un niño, porque solamente desde la inocencia se me otorgado la habilidad de admirar a los demás.
Y mientras admire a otro nunca me formaré una opinión excesiva de mí mismo. Mientras pueda reírme, no seré jamás pobre. Solamente con risa y con felicidad puedo convertirme en un verdadero éxito. Seré feliz, tendré éxito, seré el mas grande vendedor que el mundo ha conocido.

Número 8
HOY FIJARE MIS METAS Y LAS PROCLAMARE AL MUNDO


Primeramente fijaré metas para el día, la semana, el mes, el año y mi vida, sin preocuparme de que sean demasiado elevadas. Apuntaré muy alto. La magnitud de mis metas no me asombrará aunque quizá tropiece antes de alcanzarlas, si lo hago me levantaré de nuevo y mis caídas no me preocuparán porque todos los hombres deben tropezar con frecuencia antes de llegar a su hogar. Hoy sobrepasaré toda acción que realicé ayer. Haré conocer a todos mis planes, mis sueños y mis metas aunque se rían de mí, así no habrá escape para mi hasta que mis palabras se conviertan en hechos realizados. Nunca me quedare contento con mi actuación en el mercado, procuraré que la próxima hora sea mejor que esta.
Proclamare mis metas al mundo, pero nunca lo haré con mis éxitos.

Número 9
MIS PLANES CARECEN DE VALOR A MENOS QUE SEAN SEGUIDOS DE LA ACCION



Solamente la acción es la chispa que enciende mis metas hasta su realización. La acción es el alimento que nutrirá mi éxito. El retraso en conseguirlo hasta ahora fue el temor. Para conquistar el temor debo proceder sin vacilación mediante la acción. No postergaré para mañana las tareas para hoy. Es mejor proceder sin éxito que quedarse inactivo. Procederé ahora mismo. Pronunciaré estas palabras cuando me encuentre frente a una puerta cerrada y cuando esté tentado de abandonar la lucha. Pronunciaré estas palabras y procederé de inmediato a consumar otra venta. Solamente la acción determina mi valor en el mercado.
Transitaré allí donde el fracasado teme andar y lo haré cuando el fracasado busque descanso. Hablaré cuando el fracasado permanece en silencio. Si él león no actuara cuando tiene hambre, moriría. Impartiré ordenes y obedeceré mis propias ordenes. El exito no esperará, si me retraso, será para otro y lo perderé para siempre. Ahora es el momento oportuno, este es el lugar y yo soy el hombre. Procederé ahora mismo.

Número 10
APRENDER A ORAR


De aquí en adelante oraré, pero pediré dirección en lugar de ayuda. Nunca oraré pidiendo las cosas materiales de este mundo, no pediré oro, amor salud, éxito o felicidad. Solo solicitaré directivas y orientaciones a fin de que se me señale el camino para adquirir estas cosas y mi oración será contestada siempre.


Que les vaya muy bien
El cristo en mí bendice a tu cristo en ti
Roberto Palomino
Imprimir

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada