Riqueza Fabulosa

Riqueza Fabulosa
Somos infinitamente abundantes

miércoles, 14 de julio de 2010

La energía y el Akasha Transformador del Gran Cañón

La energía y el Akasha Transformador del Gran Cañón- útero de la Madre Tierra por Metatron

canalizado por James Tyberonn

Julio 1º de 2010



Saludos, soy Metatrón, Señor de la Luz. Así que en este tiempo llegamos a vosotros en un momento de sabiduría, vuestra sabiduría; y la fe colectiva en toda la sabiduría. Queridos, es sabiduría lo que buscáis y sabiduría lo que nosotros compartimos. Ése es el papel del Espíritu, ofreceros perspectiva y posibilidad. Es vuestro rol discernir lo que resuene y aplicarlo a vuestras vidas mientras buscáis vuestra propia verdad interna, vuestra propia senda hacia el Yo Divino.

Así que os hablamos de esta reunión en el Gran Cañón, verdaderamente uno de los sitios energéticos más poderosos del planeta. Una espectacular energía loto, de gran intensidad, incluso expresada dentro de un magnífico armónico que permite una suave recepción por parte de aquellos suficientemente afortunados para explorar sus profundidades. Dentro de los riscos y profundidades del vasto aislamiento del gran abismo, están algunos de los más prístinos y benévolos campos energéticos de la Tierra Viva.

Ahora, la Tierra es un ser vivo, consciente; y Gaia su sensibilidad. Dentro y fuera de vuestra Tierra hay ciertos lugares que son bibliotecas vivientes, repositorios de información, diríamos. No son simples registros del pasado, de hecho también contienen información relacionada con el presente, el futuro y todas sus probabilidades y paralelos. Estas bibliotecas vivientes solamente están en ambientes especiales, ambientes que sinergizan perfectamente todos los elementos: tierra, aire, fuego, agua y éter. Dentro de estas frecuencias, sin duda uno también tiene la habilidad de aprender inmensamente sobre sí mismo. Tales localidades son raras sin duda. El Gran Cañón es una de éstas, la más grande y más compleja biblioteca de vuestro planeta.

En un sentido real, navegar por estos campos del núcleo del cañón, es un proceso de renacimiento, de regeneración dentro del útero chákrico de Gaia. La experiencia del Gran Cañón dentro de su profundidad, literalmente pasa por todas las edades, edades pétreas, del comienzo vivo de la Madre Tierra. Cada edad cuenta su historia; y allí la energía única abre los chakras de una manera única y potente, tanto recibiendo los mensajes como transformándose el humano. Entonces cada uno absorbe la energía integral de la Tierra como se revela en el cañón. Es la fuerza vital de la Tierra, el Akasha, lo que hace la experiencia tan abiertamente transformadora.

omo veis, el éter, el quinto elemento, genera una panacea, una esencia que llamamos diamantina o Akasha, desde los reinos internos del planeta. El Akasha se presenta con gran abundancia en el cañón y provee una recompensa de beneficios, más allá de su energía que delata bienestar. El Akasha etérico es sin duda el rejuvenecedor elíxir de la vida; y está fundido sinérgicamente dentro del plasma iónico del dinámico río. ¡Así que es, en vuestro léxico, la fuente de la juventud, una fuerza regeneradora dinámica!

Así que visitar el Gran Cañón en cualquier localización, encima o debajo, es una experiencia benéfica en términos de su efecto sobre el campo energético humano. Una vasta energía es emitida y amplificada dentro de sus sustratos, condensándose y elevándose hasta los riscos, donde se derrama y alimenta un enorme vórtice que gira por cientos de millas.

Pero es solamente dentro de sus profundidades donde una energía increíblemente poderosa se acumula. Esta energía que se acumula en la base del cañón es muy única en su identidad y expresión individuales, porque sobre los riscos, todos los aspectos individuales son un poco fusionados en el masivo vórtice giratorio que los contiene a todos. El suelo del cañón, las porciones a lo largo del fondo en medio de las altísimas paredes son diez veces más poderosas que el risco superior del cañón, contiene energías concentradas que permanecen en un estado continuo de regeneración. Veis que la energía electromagnética, la fuente básica de la energía ley, fluye simétricamente dentro de la capa en forma de emparedado de cada estrato. Cuando ese estrato se abre en los riscos y paredes, esa energía fluye hacia las aperturas del cañón y se acumula en ellas, donde queda encajonada. Es aún más cargada con la energía de las cinco fuerzas elementales; y de manera muy única con la adición del más raro elemento, el Akasha… la fuerza vital etérica.

El campo iónico creado por el enérgico flujo del río rico en cobre se amalgama con el Akasha. Esto crea una fuerza estabilizadora única y suave que permite que el campo electromagnético humano interactúe con energías extremadamente expansivas, sin fisurarse bajo las agudas presiones diferenciales. Como resultado, el campo electromagnético humano es tan reforzado que es bastante improbable que uno experimente negatividad dentro de esta cornucopia cinética; y bastante probable que experimente una profunda epifanía. Así que el campo aural de uno se expande y se redefine dimensionalmente, con un paradigma mayor.

Uno no esperaría que tan áspero paisaje proveyese tan nutriente abrazo, pero verdaderamente el Cañón es el útero de Gaia; sin duda ocurre la nutrición, es provisto un verdadero renacimiento por la reveladora armonía de su chispeante dicotomía. ¿No es una paradoja?

Los de edad mayor, aquellos con ligeros padecimientos que pueden haber dudado de su veracidad para comprometerse en tan ardua aventura, pronto se encuentran rebosantes de robusta vitalidad… ¡Rejuvenecidos! Concordantemente, miríadas de beneficios son aumentados, incluyendo una revitalización del cuerpo físico, de hecho la fuerza vital, la libido, es muy aumentada. Ocurrirán una limpieza del campo emocional, un realineamiento de los chakras, exuberancia mental; y una vasta expansión del campo aural; de hecho ocurrirán muchas cosas en estas fuerzas naturales.

Os decimos que dentro de las paredes de este crisol creativo, este útero planetario, están contenidas todas las resonancias energéticas telúricas del planeta, en una magnífica alimentación umbilical. Hay una resonante armonización que canta cada tono vibracional en un coro de orquestada sinfonía. ¿Cómo pueden tales energías vibratorias no ser extremadamente sanadoras para mente, cuerpo y espíritu de todos los que están en su espacio?

Por eso el Gran Cañón ha sido reconocido por muchos, incluyendo los de Lemuria y Atlántida, como un ‘Jardín del Edén’ frecuencial.
Bibliotecas Planetarias Y Oscilación Armónica

Mientras las capas de la Tierra se acumulan en la superficie del planeta, especialmente las rocas cristalinas, registran cada vibración dentro de sus campos. Ése es el cómo y el porqué ciertas áreas de perfecta simetría elemental son Bibliotecas Planetarias.

Antes hemos hablado de la Ley de Oscilación Armónica, el aspecto de frecuencias minerales similares atrayéndose y activándose natural y mutuamente. En esto hay otro aspecto que involucra resonancia vibratoria dentro del continuo espacio-tiempo, que incluye las edades geológicas. Específicos estratos superficiales expuestos de la clase pre-cámbrica, por ejemplo, naturalmente se alinearán con otras superficies expuestas del estrato pre-cámbrico, no precisamente por causa de su estructura mineral similar, sino también por causa de similar secuencia temporal de las improntas vibracionales. Las improntas vibracionales de una era específica incluirán el magnetismo de planetas, estrellas, frecuencias de alineamiento cósmico, así como las fuerzas vibracionales humanas durante las vastas épocas de roca superficial. ¿Comprendéis?

Ahora, como podéis haber percibido, la oscilación armónica de algunas de estas áreas está en alineamiento con Egipto, el Himalaya y Tíbet.
Este rasgo es aún más amplificado en las formas ígneas y metamórficas, porque estas formaciones son de composición más cristalina y entonces producen un mayor campo electromagnético. ¿Veis? Es el proceso de la Oscilación Armónica lo que alinea el Gran Cañón con Egipto y con Tibet. Más tarde hablaremos más de esto.
La Tierra Interna

De hecho el Gran Cañón tiene muchas entradas hacia los abismos del mundo interno. Como os hemos dicho, vuestra Tierra no es verdaderamente esférica. Es aplastada en ambos polos. Vuestro planeta tiene en su estructura 5 capas distintas (no 4), una dentro de la otra. Entre las tres capas externas hay grandes abismos, algunos de los cuales tienen ríos fluyentes y tienen iluminación de campos iónicos, muy parecida al fenómeno de las luces del norte que llamáis auroras boreales. Uno de los más grandes de éstos se extiende bajo el Gran Cañón en una extensión de más de 800 millas de longitud, según vuestras medidas; y tiene más de una milla de altura. Los Atlantes, en las alturas de su edad dorada tecnológica, conocían bien a las personas que habitaban estos abismos; y de hecho interactuaron extensamente con ellas en la construcción del extenso sistema de túneles.

¿Tenéis preguntas?

Pregunta a Metatrón: Sí, gracias, tengo varias. Primero, has hablado de los campos energéticos que se encuentran a lo largo de las 277 millas del río Colorado dentro del Gran Cañón. ¿Cuáles áreas son más potentes?

Metatrón: Hay docenas; y entonces para responder tu pregunta de cuáles son las más potentes, asumimos que quieres decir las más benéficas. ¿Sí? Y entonces respondemos que el grado y prioridad de asistencia depende en alguna medida de la persona. Sin embargo, debe decirse que el curso del cañón a lo largo del río, organiza a los canoístas en un proceso común regimentado. Se supone que así sea. De otra manera el renacimiento no ocurriría en la secuencia correcta. Ahora, dentro de ese régimen, el buscador recibirá lo que es más necesario y por supuesto eso variará de acuerdo con el cociente individual de luz, la intención, la actitud y las necesidades. En términos de potencia de campo, el área de la formación de esquisto Vishnú es extremadamente poderosa; tanto, que es la principal generadora del vórtice frecuencial más alto y el centro del portal dimensional superior. El área de Blacktail Canyon es uno de los más poderosos portales del planeta, en un alineamiento extremadamente congruente con las Pléyades. Quienes sean capaces de elevar su frecuencia a niveles superiores pueden experimentar lo que llamáis viaje astral dentro de esta área, mucho más fácilmente que en otras localizaciones. Es por causa del momento en el cual se llega al esquisto Vishnú de Blacktail Canyon, después de tres días de expansión y equilibramiento en el río, que el campo aural ha sido limpiado y está entonces en un estado mercábico cristalino. La mente está clara, el cuerpo está robusto; y entonces la Trinidad cuerpo-mente-Alma está en un raro estado de simetría unificada y consecuentemente de claridad. ¿Veis?

Ahora, el elíxir akáshico es un ingrediente indispensable en este proceso. Sin su abundante presencia, el renacimiento no sería posible en absoluto, porque la intensidad de las fuerzas telúricas sería demasiado grande. El Akasha está en mayor abundancia en el Gran Cañón que en cualquier otra localidad de vuestro planeta. De hecho está siendo generado en mayor abundancia ahora mientras vuestro planeta comienza su transformación. Se genera por medio de áreas de estrés tectónico, particularmente alrededor de ciertos volcanes como Monte Shasta y Kilauea en Hawai. Pero en ninguna parte se genera en tan gran cantidad ni se mantiene tan puro en su lugar, como ocurre en el cañón. Esta esencia es extremadamente benéfica para el campo electromagnético humano y para los componentes emocional y mental. Ayuda a sinergizarlos en perfecta simetría y equilibrio. En consecuencia se presenta un muy raro, muy alineado estado de bienestar.

Ahora, además del esquisto metamórfico cristalino de Vishnú, el Granito Zoroastro dentro del cañón, es también extremadamente potente. Su componente de silicato actúa con el campo granítico al unísono con la formación Vishnú. El granito sirve como receptor y el esquisto metamórfico como ancla equilibrante para un enorme portal dentro de esta área. La mayor parte de las naves extraterrestres que entran y trabajan bajo el cañón, lo hacen a través de este portal. De hecho es un portal estelar para las Pléyades; y un portal de entrada para muchos de los reinos extraterrestres. También es un portal de tiempo.

Preguntas por otras áreas benéficas. El área de Havasu, a lo largo de Little Colorado Creek, es también extremadamente benéfico en términos de Sanación física y emocional. Es prolífico en los del Reino de las Hadas y los Espíritus Dévicos del agua. Dentro de esta localización las hadas son de una resonancia extremadamente tangible y armónica, fácilmente discernibles; y aportan ese elemento de exhuberante riqueza a la vida vegetal. De hecho esta rica energía dévica se expresa en una alegre vibración elevadora, una sensación de suave bienestar para todos los que entran. Es la penumbra perfecta después de la intensidad de la energía de Vishnú. Las aguas verde-azuladas de Havasu son embellecidas por selecciones únicas de minerales fortificantes, incluyendo cobre, carbonato de calcio y sulfato de magnesio, al que llamáis sales de Epsom. El color del agua en sí mismo es muy sanador, muy suavizante, su contenido de minerales está suspendido y disuelto en un líquido casi coloidal; y permite la óptima absorción en el cuerpo físico.

Similarmente, el área de Deercreek Canyon es extremadamente sanadora, contiene una plétora de devas de naturaleza élfica y de gozosa expresión. Todos estos positivos seres aportan a la vibración de estas prístinas áreas. La caverna Redwall es también bastante digna de mención. Transpira una resonancia vibratoria acústica que es la más conducente a profunda meditación y al viaje fuera del cuerpo, lo que llamáis experiencia de viaje astral. Las arenas de esta cámara de erosión son también extremadamente vibrantes y ricas en minerales. Es bueno para uno cubrirse el cuerpo con esta arena durante unos 30 a 45 minutos. Bastante enriquecedor así como desintoxicante.

Éstos son solamente unos pocos, sin duda el Cañón es una cornucopia de energías benéficas, bastante únicas de esta área.
¿Te satisface esta respuesta?

Preguntaba a Metatrón: Sí, gracias. Hay presunta información sobre un supuesto descubrimiento de una caverna egipcia o tibetana en el cañón. ¿Ocurrió tal descubrimiento de esa caverna en 1909 en el Gran Cañón?

Metatrón: ¡Absolutamente sí! Sin duda ocurrió. Fue descubierta una caverna a comienzos de 1909; y visitada de nuevo varias semanas después, con una expedición más grande, que incluía antropólogo y ayudantes. Sin embargo no era ni tibetana ni egipcia, más bien era atlante. Era parte del extenso laberinto de túneles que construyeron los atlantes y que circunnavegaba al planeta. Fue hecho en una era de grandes habilidades tecnológicas; y fue construído principalmente con tecnología de Sirio B.

En previas sesiones os hemos dicho que vuestro planeta, aunque no hueco per se, contiene grandes abismos abiertos, algunos de los cuales son enormes; y de hecho habitados por los humanos de piel azul, quienes ‘descendieron’ a la Tierra interna desde Lemuria. Ellos sin duda son humanos, pero en un ciclo mucho más avanzado de desarrollo. Consecuentemente operan en las dimensiones 4ª a 7ª. Varios grupos de extraterrestres también trabajan dentro de estos abismos.
Pregunta Metatrón: Parece sorprendente que en 1909 el gobierno buscara ocultar el incidente. ¿De hecho fue encubierto; y si fue así por qué?

Metatrón: El descubrimiento de la apertura fue ‘encubierto’, en tus términos, solamente después de la tercera entrada, la expedición que incluyó al equipo del Smithsonian. Se presentó una catástrofe que condujo a la muerte de la mayor parte del equipo; y como resultado el evento fue suprimido, selladas las entradas en una tercera y cuarta visitas específicamente hechas con ese propósito en 1911. Solamente las primeras dos expediciones exploraron realmente la caverna.

El descubrimiento inicial hecho por uno de nombre Kinkaid, fue más bien tranquilo, diferente de la tremenda excitación del explorador que vio los artefactos, jeroglíficos y estatuas atlantes; y las reconoció como de una civilización avanzada.

Él descubrió estatuas, herramientas, momias; y dibujó diagramas y mapas. Kinkaid dedicó dos o tres días a explorar cámaras superficiales; y partió con sus dibujos y descripciones; y de hecho con fotografías. Partió después de cuatro días por causa de la falta de agua cercana; y por la ardua y traicionera escalada y distancia desde el río.

La segunda entrada fue ocho semanas después del descubrimiento e incluyó un equipo de ocho miembros reunido apresuradamente, que incluía dos guardas militares y dos académicos. Durante sus extensas exploraciones y cartografías, descendieron más y fueron atraídos por una luz ámbar que pulsaba en una cámara circular que contenía un enorme conjunto generador hiper-dimensional usado para transporte dentro del sistema de túneles. La mayor parte de éstos son reliquias disfuncionales, pero algunos se mantienen y ondulan de poder cuando son detonados por ráfagas en los campos dimensionales. Uno de ésos está bajo el Mar de los Sargazos en el área que llamáis Triángulo de las Bermudas… no en las aguas per se, sino bajo el mar, en un remanente del sistema de túneles. Existen en un encierro dimensional y pueden ser visibles físicamente en tercera dimensión solamente en ciertos momentos de excesiva actividad magnética.

La catástrofe ocurrió cuando seis miembros de la expedición fueron desafortunadamente expuestos a severo radio-magnetismo que esencialmente desmaterializó a los dos más cercanos a la unidad, cuando el generador se auto-encendió debido a una ráfaga de energía tectónica. Los otros cuatro fueron gravemente afectados por los efectos residuales de los enormes campos dimensionales envolventes que se produjeron. Los efectos fueron similares a los daños sufridos por quienes participaron en el que llamáis el experimento Filadelfia. Kincaid y los académicos murieron en horas, a pesar de los desesperados esfuerzos por salvarlos. Solamente sobrevivieron los dos militares apostados en la entrada de la superficie. Ambos se aterraron profundamente. (Enseguida, el conjunto trasmisor fue puesto en una frecuencia que efectivamente lo puso en encierro dimensional).

Después, el gobierno envió una tercera y una cuarta partidas al área de la entrada; y la sellaron. El área está aún prohibida. En los comienzos de los años 1950, el área se volvió a abrir y agencias del gobierno volvieron a entrar y a explorar.
Pregunta a Metatrón: Mencionas el ‘Sistema Atlante de Túneles’. ¿Los Atlantes tenían acceso al Gran Cañón? ¿Y si fue así, con qué propósito?

Metatrón: ¡Sin duda! Había acceso no solamente al Gran cañón, sino virtualmente a todas las áreas del planeta, tanto en la superficie como en el interior. Pero aunque los Atlantes utilizaban el sistema, no era de construcción Atlante. Muchos de los que llamáis Atlantes, no eran de origen terrestre. Debería entenderse que la mayoría de los involucrados en el desarrollo tecnológico del sistema de túneles eran originarios de Sirio, Arturo y las Pléyades, pero vivían en las áreas atlantes; e interactuaban muy libre y abiertamente con los de biología terrestre. Muchos de vosotros, incluído el canal, experimentasteis originalmente Atlántida como extraterrestres. Eventualmente muchos de éstos asumieron biología humana… quedando un poco atrapados en la secuencia de tiempo de vuestro Planeta Azul, quedando cautivos en la retícula, en esencia.

Inicialmente el Gran Cañón fue reconocido por los atlantes por su miríada de depósitos minerales. De principal interés era un invaluable compuesto fosfórico infundido con Akasha. Este compuesto era muy raro, presentándose solamente en ciertas condiciones y formaciones. Los Atlantes tenían la tecnología para localizar, congelar y preservar este compuesto akáshico vivo semi-líquido, de tono azul verdoso. En el léxico de los antiguos se llamaba ‘piedra filosofal’. Tenía un ‘lapso de vida’ relativamente breve; y una vez preservado era rápidamente trasportado al Templo de Sanación en Poseida. Era un ingrediente esencial en el complejo proceso de rejuvenecimiento, para curar enfermedades terminales y para gran expansión de las capacidades mentales. Era altamente apreciado; y aún es extraído por los de las Pléyades y Sirio; así como por la humanidad del futuro. ¿Os sorprende eso? Este escaso compuesto existe principalmente en las áreas del Gran Cañón, Arkansas, Brasil, Tibet y Siberia oriental. Su mayor abundancia permanece en el área del Gran Cañón, donde fue sembrada la matriz del compuesto. Su apreciado valor fue la razón inicial para la extensiva construcción de túneles en el área.

Con el tiempo, todos los atributos del cañón fueron reconocidos y utilizados. Los Atlantes así como los Lemurianos tenían comunidades en los abismos del cañón. Aunque inicialmente la mayoría eran para minería, poco después fueron desarrolladas otras que incluían templos, facilidades de rejuvenecimiento; y los que llamaríais monasterios, para el gremio de los sacerdotes científicos. El sistema de túneles fue terminado hace aproximadamente 38.000 años, según vuestra actual medida de la secuencia del tiempo, poco después de la construcción inicial de la Gran Pirámide de Gizeh. La pirámide observada en el cañón era parte del conjunto del Templo y el Monasterio.

Había y hay muchas unidades generadoras hiper-dimensionales, como la que descubrió en el área la partida de Kincaid. Estas unidades eran y son de tecnología Siriana. Algunas eran para transporte a otros relevos en el sistema de túneles. Las estaciones de relevo de transporte estaban dispersas a lo largo de puntos de la retícula en ciertas localizaciones tales como Egipto, Tibet, Poseida y Og. Algunas de ellas eran específicamente para movimiento de materiales; y otros prototipos para transporte de personal por medio de curvatura hiper-dimensional dentro de una matriz de cuarta dimensión. Otras fueron desarrolladas para movimiento hacia y desde el futuro, usadas esencialmente para viaje en el tiempo, en vuestros términos. Os hemos dicho antes que aspectos de Atlántida eran verdaderamente del futuro, traídos hacia el pasado.


Los atlantes calcularon, diseñaron y construyeron redes de trabajo terrenales dentro de retículas de geometría sagrada creadas arquitectónicamente utilizando Nodos de Poder telúricos naturales para ayudar a estabilizar y maximizar el flujo de energía en estas retículas simétricas. Éstas en efecto son sistemas reticulares terrenales parecidos a los del tipo ‘Reshel’. Uno de éstos conecta el Templo de Isis en el Gran Cañón con la Pirámide de Gizeh. Aquí ocurre un intercambio energético resonante y en otras áreas de la mayor vecindad dentro de estas numerosas retículas terrenales. Boynton Canyon cerca de Sedona, es otro de éstos que es muy ‘Egipcio’ en aspecto visual y resonancia. Entre las otras secciones de las conexiones reticulares axiotonales y tipo Reshel, está Yaluzhangbu Grand Canyon localizado en Tibet.
Por eso a muchas de las formaciones del Gran Cañón les fueron dados nombres egipcios y budistas, aún en tiempos modernos, por parte de exploradores que desconocían conscientemente la razón por la cual se sentían impulsados a asignar a las formaciones tan apropiada nomenclatura. La resonancia y conexión de estos lugares es bastante real, muy tangible. En otras áreas del vórtice mayor del Gran Cañón, las conexiones reticulares axiotonales son con el área del Lago Titicaca de la antigua Og, actualmente Perú y Bolivia. Los abismos subterráneos y la red de túneles son igualmente vastos en el área de Cuzco y Tiajuanaco. Aunque había disponibles unidades de transporte, ciertos adeptos podían teletransportarse dentro de estos campos entre las localizaciones mencionadas, simplemente utilizando el sistema reticular estilo Reshel. De hecho hay varias potentes pirámides construídas por los atlantes dentro del Gran Cañón, la mayoría cubiertas ahora por las arenas del tiempo; una aún permanece en la superficie.

Hoy existen ciertos grupos cuyo propósito es redescubrir el diseño y la utilidad de las retículas Reshel. Van bien en ese camino, pero hay mucho que aún no entienden. Las retículas Reshel son en esencia un patrón energético auto-generador, estabilizado, que utiliza geometría específica. No solamente vinculan Nodos de Poder, sino que también son claves frecuenciales para el sistema reticular planetario y estelar. Son capaces de albergar portales estelares y temporales.
La red de túneles del pasado atlante estuvo en su apogeo por más de 25.000 años. Se desorganizó después de la desaparición de Atlántida hace aproximadamente 12.000 años. Los movimientos y cambios tectónicos subsecuentes hicieron colapsar la red global, aunque algunas secciones aún están intactas. Pocas son mantenidas. En áreas específicas, los Sirianos y Pleyadianos han restablecido algunas. El Reino interno de razas Lemurianas ya no las necesita, habiendo ascendido a un estado en el cual son capaces de teletransportarse por medio de pura frecuencia de pensamiento.
Añadiremos que los abismos del mundo interno que existen bajo el Gran Cañón están entre los más cercanos a la superficie del planeta. Aquellos se extienden literalmente por cientos de millas y son ocupados no solamente por la raza humanoide azul de Lemurianos altamente evolucionados, sino que también contienen bases para los de las Pléyades, Sirio, Andrómeda y Arturo. Una de éstas se conecta con una enorme cámara bajo el que llamáis Lago Groom en Nevada. Esta área será más importante en los milenios por venir, pues servirá como punto de evacuación cuando llegue la necesidad de sembrar otros planetas. Hay interacciones entre los cuatro principales grupos extraterrestres dentro de la benévola Federación Galáctica que trabajan hoy en esta área con científicos de ciertos gobiernos. El trabajo con la Federación Galáctica es para el beneficio de la humanidad. Como mencionamos antes, en milenios por venir esta área será clave en el desarrollo técnico de la siembra de ADN humano mejorado en otros mundos.

Preservando el Gran Cañón

Ahora, en pasados períodos el curso del río en el cañón era mucho más largo, duplicaba su actual longitud. Con el tiempo se acortó considerablemente debido a los cambios volcánicos y tectónicos. Más recientemente en vuestros tiempos el cañón fue inundado para formar lagos por medio del emplazamiento del reservorio en el Lago Powell; lamentablemente estaba entre las secciones más pasmosamente bellas del Gran Cañón; y contenía campos energéticos que no son replicados de la misma manera en ninguna parte. Sin embargo, las verdes aguas cuprosas que tiene el Lago Powell permanecen bastante generosas en cualidades sanadoras; y todos los que se recreen en este lago se beneficiarán inmensamente.

Habrá un momento en un futuro no muy distante, en el cual la escasez de agua motivará interés corporativo gubernamental para construír una tercera represa. No se debe permitir que suceda esto.

Reiniciando al Planeta Tierra

Cerramos diciéndoos que el Gran Cañón debe verse como una enorme energía benévola, que mejora a todos los que la visitan. Hay muchos de tales lugares en la Tierra, pero ninguno es tan variado, con tanta concentración de auspiciosas ventajas. Queridos, vuestro planeta está en curso, está bien, está donde debe estar. Muy a menudo habláis de sanar a la Tierra, pero os decimos que ella no requiere Sanación, más bien el Planeta Vivo os está sanando. Los cambios que están llegando no requieren Sanación, no son el resultado de un planeta en desorganización. Gaia es fuerte y está en su camino. Las transiciones planetarias son en verdad una graduación necesaria para sostener la matriz dimensional superior requerida para la Ascensión. Éstas deben ocurrir, pero no es necesario que sucedan como cataclismos globales como ocurrió al final del tercer mundo, en la triste desaparición de Atlántida. Os decimos que en la actual senda ese catastrófico cambio no sucederá en el ámbito global. Habrá eventos regionales; vosotros ya habéis visto algunos. El cambio de los polos ya ha comenzado; y puede completarse como una transición relativamente suave. Los casquetes polares se fundirán, el nivel del agua se elevará, pero esto debe suceder en el nuevo paradigma. Es el reinicio. Confiad en esta verdad. Estad bien, sed felices; y encontrad gozo en estos tiempos rápidamente ascendentes. ¡Trataos mutuamente con amor y respeto! ¡Honrad al YO! ¡Habéis esperado un largo tiempo para estar aquí y guiar esta anunciada Ascensión hacia el quinto mundo y la quinta dimensión!

Muchas áreas de vuestro planeta están ya en la quinta dimensión y más allá. Muchos de estos puntos infinito os ofrecen profundo discernimiento, renovación por medio del amor y la alegría. El Gran Cañón está entre los más potentes. De hecho es el generador, el viento bajo las alas de muchísimos Nodos de Poder en esta sagrada región, los cuales incluyen al parque nacional Zion, San Francisco Peaks y Sedona. Verdaderamente el Gran Cañón es el Útero de Gaia.

¡Soy Metatrón; y vosotros sois Amados!
… y así es.

Tradujo: Jairo Rodríguez R.
http://www.jairorodriguezr.com/

No hay comentarios:

Publicar un comentario